Close

El Fénix no está al borde del naufragio

El Fénix no está al borde del naufragio

17-Mar-2005 La Crónica Reportes de resultados y acciones, Situación del mercado

Que el complejo petroquímico denominado Proyecto Fénix, no está al borde del naufragio. Aunque hay controversia entre Pemex, la Sener y la SHCP, el proyecto marcha y el próximo mes de julio podría arrancar su construcción. Que la definición de la localización en donde se ubicará -originalmente prevista para febrero- estará lista a mediados de abril; que los términos del contrato de suministro de materia prima, tanto como la tenencia del capital de Pemex y sus socios, estará definida a más tardar en mayo.

  • Pemex participará con 25% o incluso hasta con 20% del capital y no tendría problema para obtener el financiamiento necesario, que rondaría 250 mdd a tres años. Claro que tal visión optimista no podría ser más que del director ejecutivo del Proyecto Fénix Arturo García, el funcionario que está haciendo toda clase de malabares para poner de acuerdo a las partes involucradas: Pemex, Hacienda, Energía y los socios seleccionados Idesa, Indelpro -subsidiaria de la empresa regia Alpek, que a su vez pertenece al grupo petroquímico de Alfa, uno de los mayores productores de petroquímicos de México- y la canadiense Nova Chemicals Corporations, el segundo mayor productor de polietileno expandible del mundo.

  • Todavía no se define con qué porción de capital participaría Pemex; la localización del Proyecto Fénix, largamente discutida -Altamira, Tamaulipas o Coatzacoalcos, Veracruz- tampoco se ha definido; y los términos del contrato de suministro de materia prima, sigue en análisis.

  • Por lo pronto se avanza en los estudios que definirán la localización; se están realizando entrevistas con tecnólogos para definir qué tencnología se utilizará en las plantas del complejo; se discute qué porción de capital aportará cada socio -en éste renglón Pemex no llegará a 49%; podría participar con 20 o 25%- y se revisan los borradores de los estatutos para la constitución de la compañía.

  • En paralelo Pemex trabaja con las secretarías de Energía y Hacienda; revisa la negociación del contrato de suministro de largo plazo. El tema que también se debate es que concierne a si Pemex tiene recursos o no para participar en el proyecto. En el escenario de que Pemex aportara 25% del capital, no tendría mayor problema porque la inversión total se estima en dos mil mdd. Ese tipo de proyectos se financian con el 50%. O sea mil mdd.

  • En cuanto al contrato y las materias primas. Pemex revisa con consultores especializados las prácticas comerciales internacionales que determinarán por sí mismas cual es el nivel de competitividad o de precio que se requiere para una materia prima para este complejo petroquímico. Lo revisan las secretarías de Energía, Hacienda, socios y Pemex, para definir el precio que se incorpore al contrato de 20 años de duración.

  • La planta produciría plásticos como polietileno y polipropileno. De estos materiales se importan hoy en día aproximadamente 1,500 mdd. Tendría un efecto multiplicador muy importante. Aparte el empleo que va a generar. Aproximadamente durante el tiempo de su construcción que tardaría tres años, se crearían diez mil empleos, y después 1,500 empleos fijos.

  • La petroquímica no es intensiva en mano de obra sino en capital, pero lo importante es que por cada empleo en petroquímica, se multiplican por 22 en el siguiente paso de la cadena. Arturo García confía en que las posiciones se están acercando y el Proyecto Fénix sí se construirá. Veremos.