Articulo    
  DEDUCCION INTERESES REALES  
  Fuente:  ContaMex.com
       
 

2006-01-10

CONOZCA TODO LO RELACIONADO A LOS INTERESES REALES COMO DEDUCCION PERSONAL PARA LAS PERSONAS FISICAS

 

.

 

DEDUCCION INTERESES REALES

 

 

Las personas físicas que presenten su declaración anual del ejercicio 2005, pueden considerar como una deducción personal los intereses reales devengados efectivamente pagados en el año, por concepto de créditos hipotecarios únicamente para la compra, construcción y/o remodelación de casas habitación, así como los destinados al pago de pasivos que hubieran sido contratados para la compra, construcción y/o remodelación de casas habitación.

 

 

¿ Cómo se determina el interés real  ?

 

Para saber cuál es el monto del interés real, se resta de los intereses devengados y pagados durante el ejercicio 2005, el monto del ajuste anual por inflación del período de pago de los intereses.

 

El interés real es la cantidad de intereses devengados y  pagados durante 2005 que excedan la inflación ocurrida en el período de pago de los intereses.

 

El monto denominado “ interés real “ puede considerarse como una deducción personal, y puede efectuarse dicha deducción de la base gravable sobre la que se calcula el impuesto sobre la renta en su declaración anual.

 

 

Constancia anual de intereses devengados y pagados de créditos hipotecarios destinados a casas habitación

 

 

Las instituciones que perciban ingresos por intereses de créditos hipotecarios deberán proporcionarle a sus clientes (la persona que sea titular del crédito) a más tardar el 15 de febrero de cada año, ya sea en un estado de cuenta o en una constancia anual, el monto de los pagos que por este concepto haya efectuado, además, este documento deberá contener:

 

1.- El nombre, domicilio y el Registro Federal de Contribuyentes del deudor hipotecario.

 

2.- La ubicación del inmueble hipotecado.

 

3.- Los intereses nominales devengados, así como los efectivamente pagados en el ejercicio, y el monto de los intereses reales pagados en el ejercicio.

 

 

Limite de la deducción

 

 

Se podrán deducir los intereses reales derivados de créditos hipotecarios siempre que el saldo pendiente de pago del crédito al 31 de diciembre de 2004, o el monto del crédito a la fecha de contratación tratándose de aquellos otorgados durante 2005, no hubiera excedido de un millón quinientas mil unidades de inversión (UDIS) o el equivalente en moneda nacional, el cual es de $5,302,074.00 (cinco millones trescientos dos mil setenta y cuatro pesos).

 

Cuando el saldo pendiente de pago del crédito exceda el importe señalado, sólo serán deducibles los intereses reales devengados y pagados, en la proporción que represente el equivalente en moneda nacional de un millón quinientas mil unidades de inversión al 31 de diciembre de 2004, o a la fecha de contratación del crédito si esto ocurre durante el ejercicio 2005, respecto de la totalidad del saldo insoluto en moneda nacional a dicha fecha.

 

Si en el mismo año, el contribuyente aplicó los intereses reales como una deducción autorizada en el Régimen de Arrendamiento, o aplicó la deducción opcional, para efectos de determinar el impuesto sobre la renta por su actividad, ya no podrá aplicar esta deducción como una deducción personal.

 

 

Copropiedad y sociedad conyugal

 

 

Cuando varias personas sean los deudores de crédito hipotecario, se considera  que los intereses fueron pagados por el titular del crédito (deudor principal), salvo manifestación expresa en la que informen la proporción que corresponde a cada uno de ellos de la propiedad del inmueble. Cuando no se especifique se entenderá  que el pago se realizó en partes iguales.

 

Para obtener la constancia, cada deudor copropietario deberá solicitarla a la institución a la cual le pago los intereses.

 

Cuando los deudores del crédito hipotecario sean cónyuges y copropietarios del mismo inmueble, y sólo uno de ellos obtenga en el año ingresos acumulables para los efectos del impuesto sobre la renta, dicho cónyuge o copropietario puede deducir la totalidad de los intereses reales pagados y devengados en el ejercicio por el crédito hipotecario.

 

Debido a que se expide una constancia a nombre del titular del crédito, se recomienda a los deudores, que en caso de requerida, la soliciten preferentemente antes del quince de febrero de 2006, siguiendo el procedimiento que al efecto establezcan las instituciones que perciban intereses derivados de créditos hipotecarios.